miércoles, 23 de septiembre de 2009

Esas dulces palomitas


Cuántas veces hemos estado sentados en alguna plaza y hemos visto como mucha gente alimenta a decenas de palomas que se arremolinan desesperadas en busca de migajas de pan o galletitas? Ver este cuadro en cualquier plaza o parque de la Argentina o de cualquier otro país, es casi tan normal como observar a la gente sacando a pasear a sus perros o a los niños jugando a la pelota.

Por eso es muy difícil creer que hoy en día las palomas sean consideradas una plaga en la mayoría de las ciudades del planeta. La paloma bravía o doméstica es la especie más conocida de las 300 variedades que existen en el mundo. Las palomas rápidamente se han habituado a vivir en los grandes centros urbanos, utilizando la disposición arquitectónica de los edificios para anidar. Como las palomas siempre vuelven al lugar donde nacieron, y son aves sedentarias y residentes, se hace complicado ahuyentarlas. Esto sumado a la falta de depredadores naturales que controlen la cantidad de individuos, las sobras de comida que les permiten alimentarse con facilidad, y al hecho de que tienen una rápida reproducción (algunos estudios aseguran que llegan a duplicar su cantidad anualmente), hace que las palomas proliferen en la ciudad y se hayan convertido en una de las plagas urbanas más problemáticas.

En su plumaje hospedan garrapatas, chinches, piojos, vinchucas, pulgas y otras tantas clases de ectoparásitos que se pueden trasmitir a mascotas y a humanos, y son perjudiciales para la salud. A través de sus excrementos se trasladan hongos, bacterias y parásitos, que contaminan el ambiente. Son de las enfermedades más conocidas la “histoplasmosis pulmonar”, la “criptococosis”, “salmonelosis” y la “psitacosis” (causa fatiga, fiebre y dolor de cabeza, y se trata con antibióticos comunes); todas ellas se trasmiten por contacto directo, o al secarse las heces y ser transportadas por el aire, la gente llega a inhalar un polvo microscópico que es suficiente para provocar trastornos y producir el contagio.

Creo que esta información es muy importante conocerla dado que uno suele llevar a los niños para que vean las palomas, las alimenten e incluso las toquen por desconocer los peligros que pueden acarrear, yo misma tengo fotos con todos mis hijos en las plazas rodeados de paloma.

14 comentarios:

bardinda dijo...

Yo estoy de ellas y de las gaviotas hasta el gorro. Entre el ruido que hacen unas y los regalitos de las otras en las repisas de las ventanas, balcones y en la ropa cuando está tendida y cuando no te cae encima que si las espantan al desierto como que no me importaría.

Un saludo

Genín dijo...

Ya me caían mal por ver el daño enorme que hacen a edificios antiguos, estatuas etc, etc,Pero ahora, esas ratas con alas me caen mucho peor.
Gracias por la información.
Besos y salud

Adrisol dijo...

gracias por esta información...parecen tan inofensivas!!
con tantas enfermedades encima hay que tener mucho cuidado!!
gracias..

besitosss

kary dijo...

uff que repelús!!!! tienes toda la razón, y pensar que mi niña cuando las vé, va hacia ellas hecha una bala.
besotes, gracias por la información

Norber dijo...

Por suerte por aquí, en San Martín de los Andes, no tenemos ese problema. Hay varias especies diferentes de palomas, pero no molestan en el pueblo. Solo nos llaman la atención a los observadores de aves. Eso si, tengo un amigo ornitólogo que dice que se están organizando para dominar el mundo!!. El sabrá...
Un gran abrazo.
Norber.

grace dijo...

Hola Tia Elsa pasa por mi blog hay algo para vos besotes grace

vivi dijo...

no me gustan las palomas, ya habia escuchado esto q contás
te mando un beso

Isabel dijo...

Es muy interesante tu post, deberiamos copiarlo y colgarlo en los parques, porque parece que la gente no quiere enterarse de que transmiten muchas enfermedades y que son anti-higiénicas. Un beso

Isabel D´Mayo dijo...

Pues yo tambien tengo fotos con los chicos rodeados de palomas,jejeje,creo que ahora me lo voy a pensar un poquito antes de acercarlos a ellas,gracias por la información Elsa querida! un abrazo!

Mami de Juampi, Donato Y Giulietta dijo...

huy si! esta plagado de palomas!

gracias por la info, yo no sabia que tenian esas cosas, crei que eran de lo mas inofensivas... cada vez mas interesante e inteligente este blog!

Un beso

Betty dijo...

sabía algo de esto, pero no con tanta exactitud.

nos resultan simpáticas, por eso no las combatimos como deberíamos.

besos

Helen Maran dijo...

hola amiga mi visita es para decirte que mi blog Meditaciones en el Mar Rojo cumplió su 1er aniversarío y te einvito a que recojas premios y regalos que quiero compartir contigo,abrazos de luz desde israel te desea , helen.

Juan Yañez dijo...

Debemos ser precavidos, prudentes, amigables, protectores y amorosos con los animales, las plantas y los seres humanos. Todos somos hijos del mismo Dios y seguramente el tendrá suficientes razones para que existamos. No desechemos nada. Por sobre todo amemos, toleremos y busquemos las soluciones a los problemas. Dios está siempre allí...Un saludo. Juan.

RosaMaría dijo...

Pues si, son plaga también en España. Yo vivía frente a una plaza y era curioso ver como fueron desplazadas por las gaviotas que ya se adentraban en la ciudad al no haber tanta pesca, así que fueron las depredadoras de aquellas.
Un abrazo grandote.